Diferentes talleres para todas las edades

A través de la Psicomotricidad tomamos conciencia de nuestro propio cuerpo, de nuestra manera de movernos y relacionarnos con los demás y el entorno.

Así, somos capaces de darle más importancia al cuidado de nuestro ser, escuchamos nuestras tensiones, sobrecargas y emociones.

La psicomotricidad nos ofrece un lugar único y privilegiado de escucha, de percepción del propio cuerpo a través de la conciencia y dominio éste, conociendo sus límites y capacidades, lo que nos hace sentirnos más seguros a nivel emocional y afectivo-relacional, reafirmando nuestro autoconcepto y autoestima.

Metodología en la que se basan nuestras actividades:

  • Activa y participativa.
  • Clima afectivo, seguro y de confianza.
  • Partiendo de la actuación lúdica, motivadora y creativa.
  • Propiciadora de espacios de reflexión y actuación.
  • Abordaje en pequeños grupos

Desde la EIPS proponemos diferentes talleres para todas las edades. ¡Los beneficios de la Psicomotricidad son para TODOS!

Es un espacio de encuentro para padres, madres, abuelos y otras personas que se dediquen a la crianza de los más pequeños, en el que se intercambian experiencias y se reflexiona sobre temas relacionados con las etapas evolutivas y sus necesidades, el vínculo y ambiente familiar, el cuidado y la crianza respetuosa, la importancia del juego,…
La práctica psicomotriz brinda un espacio único, desde el respeto y la escucha, muy gratificante durante el embarazo. Se trata de un trabajo vivencial, desde el movimiento libre, la experimentación y el juego, que permite a la futura madre acercarla a su cuerpo emocional, permitiéndola descubrir y tomar conciencia de su propia corporalidad con todo lo que ésta desprende: necesidades, deseos, inseguridades, miedos,… a su vez, se trabajan aspectos de gran importancia durante este momento vital:
  • Actitud corporal
  • Apoyos adecuados
  • Estabilidad, flexibilidad y control tónico
  • El ritmo de la respiración
  • La escucha corporal: relación con el propio cuerpo
Cuando somos o vamos a ser padres, madres, abuelos, tíos... nos vienen a la cabeza 1001 dudas e inquietudes sobre cómo lo vamos a hacer. Con este taller queremos ofrecer un espacio de encuentro, participativo y facilitador de experiencias, en la entrañable y maravillosa tarea de formar parte activa de la crianza de nuestros pequeños. ¡No olvides venir acompañado de tu bebé!
  • Reflexionaremos sobre la importancia de la psicomotricidad y estimulación en el bebe.
  • Conoceremos técnicas de masaje infantil y su práctica.
  • Pondremos en práctica actividades y juegos para estimular el desarrollo y aprendizaje del bebe.
  • Abordaremos la relación padres-hijos/as y el conocimiento de las acciones del niño/a.
Dirigido a niños/as de 12 a 36 meses acompañados por un adulto. Durante los primeros años de vida, nuestro hijo/a experimenta grandes cambios en su desarrollo psicomotor. Con estos talleres queremos ofreceros la posibilidad de acompañarles en este maravilloso viaje, nos proponemos:
  • Buscar la complicidad, implicación y vivencia mutua de padres e hijos de los distintos parámetros psicomotores, todo ello a través de situaciones y actividades ricas en estímulos, creativas y facilitadoras de nuevas experiencias.
  • Potenciar y estimular el desarrollo de los sentidos y de los distintos lenguajes corporales y expresivos.
  • Reflexionar sobre la relación padres-hijos/as y el conocimiento de las acciones del niño/a.
El niño/a expresa desde su nacimiento, sus emociones y sentimientos a través de su cuerpo. Con este taller, queremos ofrecer un espacio psicomotor donde el niño/a puede expresarse libremente, canalizar sus emociones, potenciar su autoestima y construir su personalidad a través de actividades estimulantes y divertidas. Además, gracias a estas experiencias…
  • Se desarrollan capacidades que les permitirán adaptarse mejor al mundo que les rodea.
  • Se les ofrece un espacio de experimentación y vivencia personal de los distintos parámetros psicomotores.
  • Se estimula el desarrollo de los sentidos y de los distintos lenguajes corporales y expresivos.
  • Se potencia y favorece el desarrollo psicomotor.
Se organizan tres grupos en función de la edad de sus participantes:
  • De 3 a 6 años
  • De 6 a 9 años.
  • De 9 a 12 años.
El adolescente se encuentra en una edad fronteriza entre la infancia  y la adultez, es un momento de fuertes vivencias afectivas relacionales e intensidad y energía corporal manifiesta, en un proceso contradictorio entre el deseo de diferenciarse y ser distinto, y de identificarse con su propia familia. Por todo ello se hace fundamental tener un espacio en el que cuerpo y pensamiento vayan encontrando un equilibrio. Con este taller, queremos…
  • Trabajar la descarga y canalización de la energía corporal.
  • Desarrollar técnicas de relajación.
  • Favorecer la expresión afectivo y emocional a través del diálogo tónico.
  • Fomentar la actividad imaginativa para la resolución de conflictos
  • Armonizar acción y pensamiento.
La Psicomotricidad parte del conocimiento y la construcción del cuerpo, y cómo esto se construye influye directamente en el desarrollo del autoconcepto y la autoestima, que está en estrecha relación con las dimensiones relativas al medio y a la interacción con los demás. Por lo tanto, nuestros movimientos, señales corporales y formas de expresión de éste tienen un gran peso afectivo; cuerpo y mente no son estructuras independientes. La psicomotricidad puede ayudarnos a trabajar la Inteligencia Emocional, entendiendo el cuerpo en su globalidad. El cuerpo no solo es un grupo de huesos, músculos y articulaciones, el cuerpo piensa, comunica, escucha, siente,… Con este taller nos planteamos…
  • Desarrollar nuestras propias habilidades de relación personal e interpersonal.
  • Tomar conciencia de nuestras emociones e iniciarnos en su control.
  • Reconocer las emociones de los demás y desarrollar la empatía.
  • Conocer las bases de la asertividad, haciendo un proyecto personal para ponerlas en práctica.
  • Mejorar en la solución de problemas sociales.
  • Acercarnos al concepto de resiliencia.
Este taller está adaptado a diferentes grupos de edad: niños, adolescentes, adultos, adultos mayores.
Desde la EIPS, consideramos esencial la toma de conciencia de nuestro propio cuerpo a través del esquema corporal y la apropiación del movimiento, así como los pensamientos y emociones que lo acompañan. La expresión y conocimiento de nuestro lenguaje corporal se consigue a partir del movimiento, el gesto y la postura; y es así como logramos encontrar un equilibrio tónico-muscular. Por ello, la utilización de técnicas de Relajación como recurso en las sesiones de psicomotricidad son de gran importancia. Presentamos un taller adaptado según la edad de los participantes (niños, adolescentes, adultos, adultos mayores), que consiste en …
  • Crear un espacio en el que la persona pueda vivenciar el encuentro con su cuerpo y las respuestas que da éste a través de actividades que resultan relajantes.
  • Abrirse a la escucha y las emociones que parten del cuerpo.
  • Fomentar el conocimiento del cuerpo más allá de la contemplación y percepción de éste.
  • Aprender a regular las emociones, tomando conciencia de ellas a través del reconocimiento, y aprendiendo a controlar las negativas.
  • Potenciar el desarrollo de la autoestima, favoreciendo la capacidad de escucha, reflexión y confianza en uno mismo.
  • Aumentar la capacidad de enfrentarse a situaciones estresantes.
  • Estimular la capacidad creativa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies